¿Crees que no puedes cambiar?

17.01.2019

Ya sé lo que vais a decir porque nos pasa a casi todos, cada vez que nos encontramos repitiendo patrones, reaccionando a situaciones con las que nos sentimos impotentes y frustrados nuestras palabras son "eso es muy difícil" ¿a qué sí?

Pero es curioso cómo no nos quedamos con la frase más positiva y que sería "pero no es imposible", simplemente nadie me ha enseñado cómo hacerlo. Aprender algo diferente y lo que se pueda cambiar, se cambia. Lo que no se puede se acepta y elegimos seguir, o no seguir, se hace lo que se tenga que hacer, también esto tiene sus connotaciones y especificaciones que son tan particulares e individuales como cada uno de nosotros. Perdemos la FE y pocos se fijan en quienes si consiguieron cambios para mejor, al menos como personas. Esas historias excepcionales de forma que se digan a sí mismas "si esa persona pudo, yo también" o, como mínimo, intentarlo.

Cuando alguien enferma de un caso raro o que es la primera vez que aparece, la alarma salta y nos ponemos en marcha para prevenir averiguando de qué se trata y evitar contagiarnos o, a nivel general, impedir una posible masificación de esa enfermedad... Pues se trata de lo mismo pero al contrario, algo extraordinario y positivo que le sucede a alguien y como no creemos que a nosotros también nos pueda suceder, no nos paramos a pensar y decirnos "si eso existe para esa persona (esa posibilidad...) también puede existir para mí" y no estoy hablando de la lotería, sino de situaciones que podemos cambiar, pensamientos, creencias, objetivos... Lo que será diferente es la forma en la que se manifieste, el cómo suceda, cuándo, dónde y qué personas estarán implicadas. 

Cuando empezamos a tener en cuenta los detalles de la vida y sus señales, empezamos a comprender que lo que nos sucede tiene algo que ver con lo que pensamos y sentimos, lo que significa que SI podemos hacer algo al respecto.

Todos nos venimos abajo alguna vez en nuestra vida y yo también me confundo y me pierdo de vez en cuando, pero me levanto de nuevo, salgo otra vez de mi agujero porque ya aprendí a entrar y salir de forma que, cada vez que me sucede, ya nunca es igual, ni siquiera el agujero es el mismo, todo cambia. En cada resurgimiento hay un matiz diferente y así se va construyendo un nuevo yo, una nueva versión de uno mismo.

Olvídate por un momento de tus circunstancias y lo que te juzgas por ellas ya que "cuando el alumno está preparado el maestro aparece" y éste son tus circunstancias, situaciones o sucesos, tus experiencias y las personas que están en tu realidad. Si tú cambias todo cambia, lo que nadie te dijo es que no sería fácil, pero no implica forzosamente que sea "difícil", sino constante, firme y eso es lo que más nos cuesta, mantenernos firmes en los procesos.

Además de que muchos tenemos la creencia de que los cambios van a ser radicales y totales de forma que, como por arte de magia, todo lo que no nos gusta va a cambiar a la vez, se van a manifestar todos nuestros sueños o anhelos tal y como lo deseamos, pero como no sucede así, nos frustramos, desilusionamos y perdemos la FE.

Las cosas como son, los cambios radicales suceden ante una gran toma de conciencia por un suceso inesperado y fuerte que le da la vuelta a nuestra realidad, se nos caen todos los esquemas, saca a la luz todo aquello que ha distorsionado nuestra vida o, lo que es lo mismo, ésta cambia radicalmente por un golpe fuerte que rompe toda nuestra realidad tal y como la queríamos o creíamos que era perfecta. Pero en el día a día, los cambios suceden poco a poco en la misma medida en la que uno va dándose cuenta y trabajando sobre sí mismo. Cuando uno acepta esto, deja de compararse con otros sobre su evolución, aprendizaje, cambios y dejando atrás el juicio negativo de ser peor, ser más torpe o menos capaz, cuando lo que somos (independientemente de las habilidades que cada uno tiene) es, más o menos, ignorantes de nosotros mismos y nuestra realidad.

Por eso, conócete y descubre qué te sucede para estar viviendo lo que vives, sentir lo que sientes y ya habrás empezado a cambiar, lo demás te irá llegando con tu intención...

Si otros cambian..., tú también puedes.