Calma

19.07.2020


"Calma", conecta con tu ser, medita y sé tú misma. Aprende a escuchar la voz de tu alma, me decían las señales.

Y entre tanto mensaje, ahí estaba yo, sentada en contacto con la tierra y respirando profundo cuando observé una pluma blanca posada sobre la hierba, estaba muy cerca y creía que era la única, pero después me di cuenta de que había más...

Me encantan esos detalles con los que se hacen notar cuando menos me lo espero como diciéndome ¡ey! que estamos aquí, todo está bien... Me conectan con la inspiración y ésta, para mí, es como la voz de mi alma, es sentir el amor. Y, de pronto, me descubro soñando y flotando sobre olas como si nada pesara. Siento el abrazo cálido y, ¿por qué no?, de la pasión, llevándome a cualquier lugar, allá donde todo es posible y, si quiero, me muestran ante mis ojos a quien más desee. Consiguen que fluya con mi sueño sin saber qué surgirá en cada momento, sin tener ni idea de quien lleva el timón y lo único que puedo hacer es confiar. 

Son esos momentos en los que soy la reina de mi mundo, donde el viento se convierte en música y el árbol que me cuida con su sombra es mi mejor amigo y, si, después de esto toca espabilar y entrar de nuevo en la realidad. No pasa nada, siempre es así, ahora soñar y, después,  a seguir caminando.

Hago un paréntesis sobre algo que puedes tener en cuenta y que tiene que ver con lo que realmente deseas y es que la vida reclama tu ser auténtico. Busca tu honestidad preguntándote ¿hasta qué punto estás siendo honesto contigo mismo? Si sientes presión, te diré que tu mente te está obligando a encontrar otro camino, guiada por tu alma. Igual tienes que ver algo de lo que todavía no te estás dando cuenta. Todo tiene su razón de ser, pero no te confundas ya que esto no es el ego (la identificación con tus pensamientos...), es pura necesidad para tu proceso de evolución.

Mientras, no dejes de lado lo que te inspira porque si no dejas fluir lo primero que te surge, lo que viene detrás nunca llegará. Recuerda, el corazón se vale de la conexión con lo más anhelado de tu alma y la mente egoica (la parte del pensamiento con la que nos hemos identificado) se vale de prejuicios, juicios, identificaciones, miedos, creencias..., es falsa y por eso te tropiezas y sufres. A mí también me pasa, hay que seguir aprendiendo...