La forma de la casa en Feng Shui

19.05.2022



La forma de las casas y Feng Shui


Igual no entiendes este artículo porque no sepas nada de Feng Shui pero, si te resuena, empieza a aprender y échale mano a tu casa.

Se dice en Feng Shui que una casa en forma cuadrada o rectangular es más favorable que la que tiene formas extrañas, etc., tal que, cuando se aplica el mapa Bagua a la vivienda le quedan zonas faltantes (ausentes), es decir, hay zonas que no están reflejadas en el mapa y eso indica, en principio y según la descodificación ambiental que está unida al Feng Shui, lo que esa persona vino a trabajar (a nivel interior o en su vida en general).

Pero no estaremos entendiendo bien lo que atraemos a nuestra vida si creemos que por tener una casa cuadrada o rectangular nos va a ir mejor, esto no tiene por qué ser así y se puede comprobar al ver infinidad de familias que les va bien y tienen casas que no son uniformes sin forma cuadrada o rectangular. Y, a su vez, personas que viven en casas cuadradas o rectangulares y padecen de todo, viven en la escasez o tienen muchísimos problemas. Hay que tener en cuenta un todo pero, si te haces una casa, podrías tenerlo en cuenta y nada es bueno ni malo, se trata de aprovechar y potenciar lo favorable, además de cuidarse de lo que no lo es tanto.

Aprender a organizar mejor, ordenar, cambiar, resolver, soltar o tirar, limpiar..., eso es una base. La forma que tenga la casa refleja si tiene o no faltantes (ausencias) que en Feng Shui se explica como la falta del tipo de suerte según el palacio al que pertenezca la zona faltante, la ausencia de esa suerte estaría en más o menos % según la aplicación del mapa Bagua en el plano. 

Está claro que esto es un poquito más complejo de lo que se pueda creer y mucho más sabio de lo que la mayoría de la gente pudiera pensar porque crean que Feng Shui, principalmente, es poner unos adornos o figuritas determinadas cuando no se trata de eso pero si es una de sus aplicaciones. Es todo un conjunto de organización, limpieza, soltar (tirar y que, espiritualmente hablando, también se hace con la práctica Ho'oponopono, por ejemplo) potenciación de la energía, trucos con el movimiento de energías para que puedan resultar más beneficiosas. Tratar mejor lo desfavorable dentro de la casa, fuera de ella y un largo etcétera. 

Después están las orientaciones (entre muchas otras cosas), que también tienen sus significados pero hay que mirar hacia la situación de la persona, lo que vive, lo que siente y comprobar cómo su casa le puede estar reflejando muchas cosas.

Empiezas a trabajar con Feng Shui y Descodificación Ambiental y te vas dando cuenta de todos esos programas heredados y propios. Cada casa habla de su/s dueño/s y habitantes. Un ejemplo simple: si eres alegre no se te ocurrirá poner un cuadro oscuro con personajes sombríos y así se trasladaría a todo y con todas las cosas, por supuesto. Hay quien tiene un cuadro que refleja una creencia de sacrificio y sufrimiento y no tiene ni idea porque ha sido criado así y eso se puede ver rápidamente desde este tipo de información. El inconsciente sabe dejar su huella en todo, nada se escapa allá donde uno esté,  igual que vestimos como vestimos, hacemos lo que hacemos... y atraemos lo que vivimos.

Accionando con la casa mueves energías y puedes hasta sentirte mal sin saber por qué y es que estás "moviendo memorias" cuando tocas la casa (sobre todo, con cambios considerables).

Y, una persona puede renovar su energía y memorias sin darse cuenta a través de proceder a una obra, un cambio en la casa de cualquier tipo, tal que, si mirases su mapa, comprenderías lo que le está sucediendo o en qué está cambiando aunque no sea consciente del proceso.

Pues, esto se puede hacer queriendo para ayudarse en la vida. Así de interesante y apasionante puede ser el tema de las casas y el Feng Shui, la que tienes no es casualidad aunque para algunas personas pudiera resultarles frustrante y triste (como me ha pasado a mí), pero es así. Ama tu casa y hazla tuya o te mudas, recogiendo o no el mensaje, pero vete en paz porque sino..., la siguiente también tendrá cosillas (tus cosas pendientes)...