¿Qué puedo ofrecerte? 

Terapia Spicoemocional. Acompañamiento y orientación.

¿De qué forma?: Acupuntura emocional para liberarte de bloqueos, miedos, fobias, síntomas y mucho más. 

Procesos de coaching y balance emocional.  


Hola, soy Paz Morgam, terapeuta psicoemocional con formaciones en Coaching de Vida; PNL; Mindfulness; Técnicas de Liberación emocional EFT o tapping (llamada así coloquialmente) y, para que lo entiendas mejor, es una acupuntura emocional increíblemente eficaz y rápida. Entre las herramientas de conocimiento a nivel de energía de personalidad, cursé un nivel iniciático en Diseño Humano.  También me certifiqué en Inteligencia emocional en la empresa y, posteriormente (de forma autodidacta), he investigado sobre las somatizaciones con la metodología de Biodescodificación principalmente. Biología de la creencia o Epigenética (por encima de la genética) por lo que no tienes que padecer lo que tus familiares sí padecieron. Y, aquí en mi web puedes leer mis artículos que sirven para tomar conciencia de uno mismo o autoconocimiento, el crecimiento personal y espiritual. Practico y trabajo también con Ho'oponopono como herramienta espiritual. Escritura terapéutica y Balance emocional.

¿CÓMO AYUDARTE A REDUCIR UN MIOMA SUBSEROSO?

Con EFT (acupuntura emocional y abordaje de situaciones, terapia psicoemocional). Aquí te comparto cómo trabajé mi caso

Primero te diré que, un mioma subseroso, es denominado así porque está en la pared externa del útero y puede medir más o menos cm. En este caso, les hablo de 12 cm y cuya dimensión era objeto de operación para evitar complicaciones y poder ser analizado.

Lo que me sucedía a mí es que una operación de esas características donde requería de abrirme el vientre sin saber a ciencia cierta cuántos cm necesitarían para poder sacar todo, el útero junto con el mioma pues en estas operaciones intentan evitar mayores complicaciones futuras como cáncer de útero o alguna disfunción peligrosa para la salud, era algo demasiado grande para sobrellevarlo debido a mi situación personal y otras expectativas físicas y de salud que yo deseo ir manteniendo y mejorando con el paso de los años.

Bien, pues además de esto, si yo sabía un poco de la metodología de Bio-neuroemoción y trabajaba sintomatologías en mí buscando la causa emocional o el conflicto emocional que había detrás del síntoma, el mioma, (busca Bioneuroemoción o Biodescodificación y entenderás ya que es un tema muy extenso y aquí sólo deseo contar mi experiencia con el mioma) no me quedaba otra que intentarlo. Intentar averiguar qué conflicto tenía yo para haber generado mi biología (inconsciente biológico) un mioma de esas dimensiones y en ese lugar.

Para ello, quise averiguar primero en qué consistía todo el proceso si me tuvieran que operar finalmente porque me di cuenta de que me estaba resistiendo, claro, ¿cómo iba a desear pasar por algo así? Más, sabiendo lo que sabía sobre somatizaciones, merecía ponerlo en práctica.

Y, repito aquí, ya he superado/mejorado muchas cosas pero ninguna sería tan llamativa como esta porque había pruebas contundentes con medidas y todo, era una verdadera prueba. He sido diagnosticada de fibromialgia e Hiperinsulinismo hace muchos años, puedo observar la diferencia entre las apariencias de las sintomatologías, diagnósticos y las pruebas físicas que todos ven. Tenía la oportunidad de demostrarme a mí misma lo que sabía hacer porque lo había aprendido y manejaba (y manejo) una serie de herramientas.

Bien, pues me puse a ello desde el minuto uno que salí de la consulta de ginecología con el diagnóstico (por primera vez) con un mioma de 9 cm pendiente de seguir con revisiones y que, al final, llegó a 12 cm.

En cuanto salí de la consulta, lo primero que hice fue asegurarme de no padecer del conflicto de diagnóstico, pero ¿qué es eso? Pues es el conflicto que se podría haber generado en mi interior a nivel mental y emocional por haber recibido la noticia (tener miedo...). Como era consciente de esto, mientras la doctora me contaba, yo practicaba la herramienta de Ho'oponopono y planeaba lo que iba a hacer en cuanto saliera de allí. Escuché todo, recibí recomendaciones y di las gracias, ahora, antes de salir por la puerta yo ya sabía lo que iba a hacer, lo tenía clarísimo.

Ya fuera del centro médico, le escribí a una hermana para contarle todo y "compartirlo" para ayudarme más con la prevención del conflicto de diagnóstico. Así solté y busqué apoyo emocional en alguien que sabía de lo que hablaba porque conoce mis metodologías, me iba a entender, apoyar y no se iba a preocupar demasiado (supuestamente, claro) porque lo que menos necesitaba era "preocupación", por el contrario, necesitaba fuerza, ánimo, confianza y apoyo para lo que me había dispuesto a hacer. Aunque no podía juzgar a los demás pues lo más normal es que pudieran preocuparse, decidí no decir nada a mis padres y algunos familiares más cercanos hasta pasado un tiempo y ver qué conseguía.

Finalmente, lo conté de forma tranquila y también lo que estaba haciendo para poner un granito de esperanza, ya todo dependería de mí y ver en la siguiente revisión si había sucedido algún cambio, mientras, yo a lo mío.

Acudí a terapia con EFT (Técnica de Liberación Emocional llamada coloquialmente Tapping y de la cual tengo formación) para ahondar un poco en lo que yo no podía. También tuve alguna sesión con un profesional de la psicología y especializado en personas de alta sensibilidad, PAS, por características específicas que son dignas de trabajar desde otros enfoques que no necesitaría quien no tenga este rasgo y yo lo tengo. Detalles como el que las cosas afectan más, se lleva peor lo que es desagradable por la sensibilidad, etc. y eso afecta más emocionalmente hablando.

Un día pregunté en un grupo de Biodescodificación en Facebook donde el Biodescodificador, al responderme, me dio en la tecla del principal aspecto del conflicto causante del mioma. Este señor me contestó lo siguiente al preguntarle ¿qué significa un mioma fuera del útero en el lado derecho? Me dijo, principalmente, poner capas en la pared del útero (el nido, primera casa), querer proteger tu casa, sentimiento de desprotección, necesidad de proteger a tu hijo... (varias opciones) ¿Para qué mi biología había puesto capas sobre la pared del útero? ¿Para protegerme de qué? o ¿para proteger a mi hijo? (memorias).

Esa es la simbología del mioma fuera del útero, poner pared.

¡Oh!, pensé, esto me resuena mucho, dije, aquí está el asunto base, sí y ahí empecé. Como tenía la intención de encontrar esas memorias (como yo llamo a los programas del inconsciente igual que en Ho'oponopono) hacía mis oraciones, precisamente, con Ho'oponopono, eso por un lado.

Por otro, por supuesto, tenía puesto el papel escrito de lo que me generaba a nivel emocional y mental, el documento del diagnóstico con el anuncio de próximas citas para el seguimiento y reconocimiento, todo con el vaso con agua encima (herramienta de Ho'oponopono - puedes ver mi vídeo en YouTube: ¿Por qué funciona el vaso de agua en Ho'oponopono?, en mi canal llamado "Aprender a ser YO" y en los comentarios hay muchas aclaraciones.

Después iba trabajando emociones y reflexionando. También escuchaba vídeos y conferencias de Biodescodificación, psicología, etc., lo que me ayudase a localizar los conflictos emocionales y biológicos causantes (acostumbro a escuchar para encontrar algo que me haga "clic").

Antes de contarte lo que me sucedió haciendo liberación emocional tengo que decirte que tuve dos sueños que me estaban dando pistas. En uno de ellos, un hombre se colaba por el techo de mi casa, había más gente, digamos que lo rompieron (el techo) y yo, al llegar, vi como uno de ellos se colaba por el agujero y, al verlo, le dije: os voy a denunciar. Estaba enfadada e indignada. En el otro sueño era una casa que no reconocía exactamente como mía pero si de familiares. Aun así, era todo muy extraño como suelen ser los sueños, pero también hubo un detalle del techo que lo estaban arreglando.

Me quedé, principalmente, con lo que sentía y el detalle del techo, romper el techo = agujero en el techo. Sumando un poco el hombre al que yo le estaba hablando, aunque había más gente. Era como si se hubiesen colado personas en mi casa sin mi permiso. En resumen, que ya había tenido los mensajes de por dónde iba el tema.

Después de esto, llegó el día en que algo sucedió en mi útero, lo recuerdo perfectamente (¡como para olvidarlo!). Estaba sentada en la mesa del salón practicando EFT (tapping - técnica de liberación emocional) con mis papeles donde anotaba emociones y lo que iba viniéndome (también trabajo con la escritura) y, de pronto, recordé un suceso que tuve con el techo de mi cocina en el que se hizo un agujero (en una esquina) y yo no sabía qué hacer ni cómo arreglarlo. Mi economía no me daba para pagar albañiles y pensaba que sería carísimo. Uf, cuando recordé cómo me sentí, cómo lo viví empecé a llorar. Dije, ea, aquí está el tema. Lo viví sintiéndome sola porque no lo conté. Me agobié y me sentí impotente, desprotegida. No era forzosamente la realidad, era mi realidad mental porque podía haberlo contado y recibido ayuda o consejo, pero yo no quería molestar a la familia ni pedir favores con todo lo que ya veían en mi situación, no quería preocupar a nadie, aunque también me diera vergüenza por no verme capaz de gestionar mis problemas (fíjate la de factores o aspectos que puede haber en un solo suceso).

*Recuerda, cuando empiezas a llorar, algo has tocado, sigue...

Este suceso lo solucioné, finalmente, con el seguro del hogar al venirme la bendita idea cuando pedí ayuda con mis oraciones y parecía que me iba espabilando, pregunté qué me pasaba y qué podía hacer para solucionarlo y casi que no daba crédito por darme cuenta de cómo no se me había ocurrido antes la posibilidad de consultarlo a mi seguro de hogar, y es que recordé que mi techo y pared de la cocina se vio inundado de agua por unas tres ocasiones (el agua caía por las paredes - azulejos) al tener un incidente mi vecina de arriba. Hay que ver la de cosas que se te escapan cuando no estás consciente, dormida por los programas limitantes (eso era lo que me pasaba, estaba dominada por un programa) haciéndome creer que no podía hacer nada, simplemente, por no saber qué hacer y no comentarlo (programas de desmerecimiento y desvalorización junto con desprotección, claro, si te sientes desprotegido, así lo asumes inconscientemente y así actúas en consecuencia, creer que no puedes solucionarlo y nadie puede ayudarte en tu propia casa o con quien vives - en mi caso, con mi hijo).

Total, que así lo hice y me lo cubrieron, pero, aunque lo solucionaron y me arreglaron ese agujero del techo (¿viste el mensaje que recibí en los sueños - agujero - techo - ...?) el conflicto ya estaba en mí porque no solté lo que me provocó a nivel emocional y mental.

En fin, sigo con el momento de la liberación, estaba llorando y trabajándome con EFT al recordar el suceso y lo que sentí, es decir, liberaba las emociones ayudándome con tapping. Mientras estaba en ese proceso, tuve una primera punzada fuerte en la zona del útero y que sospechaba era el mioma, claro. Fue tan grande que dije, (así es como hablo yo sola jjj) divinidad, estoy sola, mi hijo no está, si tengo que prepararme para ir al hospital dame tiempo..., jaja, esa era toda mi preocupación. Bien, se me pasó esa y seguí, por supuesto, sabía que lo que estaba haciendo era bueno para mí. De pronto, otra punzada igual de fuerte pero, entonces, para evitarme posibles complicaciones por si tuviera que irme al hospital me preparé, me duché y me vestí, por si tenía que salir corriendo vamos....

Y, a seguir..., ahí estaba llorando, sacando y liberando emociones y, de nuevo, una tercera y fuerte punzada. En verdad, ya estaba un poco asustada pero sabía que lo que era, era, es decir, me miré y dije, a ver, no estoy sangrando y no me encuentro mal..., pues nada, aquí me quedo y ahí casi terminé mi sesión de tapping, ya solo estuve un ratito más. Tenía que descansar y dejar estar.

Poco tiempo después de esto tuve la siguiente revisión (mis revisiones eran cada 3 meses) y en la que se me confirmó que el mioma de 12 cm del que me recomendaban (sí o sí) operarme se había reducido a 6 cm, justo la mitad.

No puedo expresar la alegría que sentí porque yo no estaba para nada segura ya que es la primera vez que vivo un cambio tan claramente sentido y demostrado. A partir de ahí, la siguiente revisión ya era a los 6 meses.

Si decir que estuve hasta con la cirujana a la que le pedí explicación de todo el proceso, la operación, donde rajaban, cómo.., quería saberlo todo para ser consciente de lo que suponía y las posibles consecuencias. Aun así, sentí que deseaba volver a revisión, no operarme de momento y le solicité que me regresara a la consulta de revisión ginecológica, quería darme un poco de más tiempo y así se lo dije.

¿Qué crees que hubiera hecho si me hubiese asustado? Pues, claro, me hubiese operado o, como mínimo, ponerme en lista de espera que podía haber tardado de 2, 3 a 6 meses o, tal vez, sólo unas semanas y acabar rajada y sin mi órgano, con las repercusiones posteriores. Sé que esto no es fácil de hacer y arriesgado, pero cuando quieres ver cambios y vivir transformaciones no puedes seguir haciendo lo mismo de siempre, tienes que cambiar aquello que antes no te sirvió. No puedes esperar resultados diferentes haciendo siempre lo mismo. Explicado de otra forma, si fue mi mente con mis programas (memorias) la que hizo que mi inconsciente biológico creara ese mioma porque yo tenía un conflicto no resuelto ¿cómo puedo pretender solucionarlo con la misma mente, la misma programación?, eso es ilógico. La mente biológica, cuando mentalmente no solucionas algo, tiene que encontrar una forma de liberar ese conflicto porque es un estrés continuo (el estrés enferma, eso lo sabes ¿verdad?) y lo hace a través del cuerpo, por eso se dice que el cuerpo es un reflejo o donde se proyectan nuestros programas, conflictos, memorias...

Reconozco que, yo, sólo de pensar en lo que me iba a suponer, incapacitada por un tiempo y las consecuencias físicas, sabiendo lo que sabía..., qué menos que intentarlo.

Y, sobre todo, no me permití pensar que no iba a conseguirlo, aunque tenía algo de miedo a que no fuera así, no sabía si lo iba a conseguir, pero era importante para mi proceso mental y emocional el no pensar en eso, además de no creer a otros si me decían que iba a operarme ya que era normal, cada uno creía lo que creía, yo estaba centrada en lo que consideraba era mi derecho y mi obligación hacer por mí, repito, sabiendo lo que sabía e insisto en esto porque si no haces nada con lo que sabes, el saber no sirve de nada, no cambias nada.

Y, para finalizar todo este texto, hubo un día en el que me llegó otra información (memoria) la cual anoté. La trabajé un poco con EFT y noté un pequeño dolor repentino, de nuevo, en la misma zona donde me había sucedido antes. Puse el escrito de lo que me había venido en papel y el vaso con agua encima y a practicar Ho'oponopono (lo practico a diario, pero me refiero enfocada en eso).

En fin que, cuando he vuelto a la revisión después de los 6 meses, exactamente, el día jueves 2 de septiembre 2021, me dijeron que todo estaba bien y que el mioma se había reducido otro poquito, ahora estaba en 5 cm, uno menos. Teniendo en cuenta que mi cuerpo, al menos, ya no colabora en el aumento por estar en la etapa de premenopausia, es un punto a favor, pero yo soy consciente de lo que trabajo a nivel emocional y las cosas que me pasan, lo que siento, los dolores, etc., (además de los conocimientos) viendo después un resultado determinado y la reducción de 12 a 5 cm no es, en absoluto, habitual. 

A seguir...


Y, otro poquito más sobre mí

Mis formaciones oficiales son Administración y Finanzas, Gestor de Colocación e Intermediación Laboral y algunos cursos de Informática. Y, como ya has visto mis formaciones sobre el perfil nuevo de crecimiento personal, te diré que mi investigación empezó hace ya tiempo, fue en el año 2009, a raíz de una baja médica por no conseguir adaptarme a un puesto de trabajo debido a mis características orgánicas por hipoglucemia reactiva y las sintomatologías por Fibromialgia reumática, y lo que hizo que me hiciera esta pregunta ¿qué va a ser de mí? Ese fue el inicio de lo que ahora ves aquí. Comencé a investigar para obtener respuestas más allá de la sociedad asentada en sus esquemas tradicionales o lo estipulado como normal o verdadero, necesitaba ir mucho más allá.

Leía, escuchaba, estudiaba, (y sigo...), además de todas mis prácticas..., con un sinfín de conferencias a las que asistía por horas incontables sobre muchos y muy variados temas (los que comento más arriba) Pero mi filosofía de vida y creencias con oraciones van de la mano de Ho'oponopono y la Justicia Divina, esa es mi herramienta espiritual, digamos. Es una técnica ancestral para resolución de conflictos y conocida a nivel internacional, pero si no sabes de ella te invito a que busques información. Ahora, no significa que todo el mundo sepa entenderla bien y suelo toparme con preguntas al respecto o quienes no han entendido bien su significado y cómo practicarla correctamente.

  



¿Sabes que yo empecé a escribir de la nada? Tal y como lees. Fue en el año 2014 y jamás me hubiese imaginado que acabaría escribiendo artículos, reflexiones, inspiraciones (nunca me había planteado algo parecido, no era un sueño o deseo que yo tuviera), pero para llegar hasta lo que lees hoy, he pasado por distintos temas y diferentes formas de escribir, algunos que ni entendía de dónde salían (muchos de ellos ya no están en la web) y siempre decía (o casi siempre digo): es que en muchas ocasiones, no soy yo la que elige qué y cómo escribir. Es como si yo fuera un canal donde "algo" se está expresando a través de mi y, a veces, son mis propias memorias o las de mi árbol familiar. 

Es curioso, hay quienes quieren aprender a escribir, toman técnicas, herramientas, cursos..., porque es lo que desean, está muy bien ¿por qué no?...

Pero lo que viene del interior como una habilidad que desconocías surge sin necesidad de forzarlo, no se necesita aprender, aunque muy distinto es que haya que perfeccionar algunas cosas. A mí sólo me hizo falta una experiencia de cierta importancia y recordar el consejo de un amigo que fue: "exprésate, exprésate...", todo por este detalle: **recopilé un escrito donde contaba cosas que había superado por mi misma, sin ayuda de nadie, sólo a través de mi autoconocimiento y autogestión emocional con experiencias varias y lo leyeron dos personas. Una estudiante de periodismo de Madrid que quería encontrar un tema para escribir (pido disculpas por no recordar su nombre) y mi amigo Ángel Baña. Los dos me dijeron que me expresaba muy bien, que les gustó mucho cómo lo hacía y el consejo de mi amigo fue que utilizara esa capacidad**. Y, justo, con su retirada de atender públicamente, en un momento de su vida, yo me quedé bloqueada y lo único que me venía era su consejo: ¡exprésate! y así hice. ¿Por qué?, porque "no me quedaba otra" si quería salir de ese pequeño shock ya que esta persona me ayudaba a entender cosas de mis percepciones y poder mental o de atracción de sucesos. 

Imagen Rocío Morillo
Imagen Rocío Morillo

Y así fue como empecé, el 1 de Marzo del año 2014, abrí sin más la web (antes con formato gratuito y diferente) y empecé a escribir o, simplemente, comencé a expresarme. Desde entonces no he parado y te recomiendo que te aprendas esta frase si ves que a ti te sucede lo mismo, si sueles decir:

¡Es que no me queda otra! como señal de que ya es el momento.  

Aunque no lo parezca, todo es una oportunidad para caminar hacia la paz y el bienestar personal.


UN DETALLE MUY INTERESANTE EN MI APRENDIZAJE PERSONAL

Sonidos, tipo de voces, actitudes, gestos, miradas, ambientes..., todo puede afectar o molestar si no se siente bien y no se sabe entender lo que está sucediendo dentro de una persona con cierta sensibilidad. Sería interesante para muchos el poder entender lo que a algunas personas les pasa y que se pueden sentir como bichos raros, excesivamente sensibles comparados con otros, tal vez muy delicados, hasta incluso poder aparentar una actitud poco sociable, cuando no es así. Lo que marca la diferencia es el "cómo son sociables" (bajo qué ambientes, qué temas, qué personalidades, actitudes, situaciones...), sólo es la forma.

Y como todo, la sensibilidad tampoco es "casualidad". Siempre dije (después de tomar conciencia de esto) que si uno no tiene cierta sensibilidad no podría ver más allá, por lo tanto, ésta es por y para algo. La dificultad está en encontrar un equilibrio entre lo que no se soporta y lo que realmente es, la percepción más la autogestión de lo que nos hacen sentir (los maestros que conocemos lo consiguieron y se transformaron). Pero hay que tener algo muy claro y es que ni el mundo ni las personas tienen la culpa de que seamos más o menos sensibles, son características de la personalidad y que están para algo, o tienen una función determinada, nada más.

Podemos elegir superar todo eso ya que (pienso) no se trata de identificarse con las etiquetas por muy acertadas que sean, se trata de utilizarlas para entendernos y ver qué podemos hacer para sacarle el mayor partido a esa sensibilidad.

Alguien dijo: "Quien quiera ver que vea y quien quiera oír que oiga", pero es cierto que cada uno, siempre, está en su propio momento de evolución, aunque forme parte de un colectivo y ese ver u oír va a depender de ello. 

Si alguna vez han oído hablar de las personas PAS (personas de alta sensibilidad) podrán imaginarse lo que supone tener tanta sensibilidad (quien tenga esta característica ya lo sabrá...) y, a la vez, la capacidad (al menos de algunos) de ver más allá y que sólo sería un aspecto de todo lo sutil que capten. Ni que decir de lo que ello supone a la hora de poder aceptar e integrar aquello que cuesta tanto "tragar" porque sea una energía casi insoportable para este tipo de personas más sensibles, pero también más capacitadas para ciertas cosas. PROFUNDIDAD es la palabra clave. Ahora ya entiendo mi rasgo al recordar cada comentario que me han hecho diciéndome "qué profundas eres". La superficie me gusta para pasear como cuando te tiras por un tobogán, pero para que algo me aporte o me llene considerablemente, necesito ir más allá o ver con más profundidad. Conectar con las personas y las cosas, a la vez que estoy aprendiendo a desconectar de todo aquello que me satura y me lastima. Poco a poco, voy aprendiendo y comprendiendo cómo soy realmente y todo empezó (con respecto a esto) cuando me dio por preguntarle a la vida el por qué me tomaba algunas cosas tan a pecho. Por qué me afectan tan fácilmente ciertos detalles. Hay personas a las que les pasan desapercibidas, algunas tienen que ver con la educación o el trato, el cómo se dirijan a mi, con la actitud, las miradas, las expresiones, la sutilidad de las cosas, más allá de..., etc. Los expertos saben que hay detrás de una actitud que tiene que ver con el "cómo" (cómo habla, cómo gesticula, cómo se coloca físicamente hablando, cómo mira...) y que algunas podrían interpretarse como algo incoherentes, a veces egoístas, tal vez brutas (por su forma poco delicada) porque no se cuestionan en ningún momento el impacto que están causando en los demás, son detalles que no ven ni lo han aprendido. Pero dice más de uno el cómo habla que lo que dice en sí. Detrás de ese "cómo" puede haber rabia, ira, cólera, egoísmo, engreimiento, prepotencia, tal vez complejo de inferioridad y que para la autoestima es lo mismo, sólo cambia la forma y son extremos (superioridad-inferioridad). Juicio, miedo (defensa como víctima o ataque como victimario)..., pero también puede haber comprensión, tolerancia, paz... Esto nos ocurre a todos alguna vez y a mi también me pasa, ya que soy persona antes que educada de alguna forma y que sólo es una actitud con valores determinados y hábitos establecidos de los que no siempre tomamos conciencia, todos nos equivocamos y todos estamos aprendiendo. Pero si es una constante el hablar, o actuar, como se quiera, cuando se quiera y donde se quiera sin tener en cuenta las circunstancias ni lo que provoca en los demás.., es señal de persona inconsciente, tal vez egoísta, tóxica o muy dañada interiormente, atrapada en sus sufrimientos. Y en esa forma de hablar, si le agregamos la manía que tenemos muchos de los humanos de querer dar nuestra opinión sin que nos la pidan (además de creer que tenemos razón) dando por hecho que al otro le va a interesar, cuando puede ser que no le interese en absoluto, podemos causar más daño que beneficio. Hay personas que no se cuestionan su actitud ante el mundo o ante los demás. Unos opinan demasiado y otros casi nada, pero ninguna de las dos opciones tienen por qué ser correctas, depende de muchos factores y les confieso que yo, en muchas ocasiones, escojo el silencio, dependiendo de si me quedo atrapada en lo que siento o si reacciono en lugar de responder perdiendo la capacidad de elegir y el silencio es una opción, es otra forma de responder a las experiencias, pero cuando pasas al modo automático estás controlado por tu mente y sus programas.

Si os diré que tendréis que elegir (entre lo que os llega en la vida) lo que más os conviene o sentís que necesitáis. Las personas, las situaciones, los lugares..., pero así nos pasa a todos y sobre los gustos siempre se ha dicho que no hay nada escrito ¿verdad? Pues elegir es respetar los gustos sin tener que dar explicaciones, simplemente algunos aparentaran ser algo raros o muy delicados (hacemos juicios con la mente) y otros forman parte de una mayoría, o un colectivo más común, haciendo creer a muchos que es lo normal. Pero siento decir que lo voy a contradecir ya que lo común no significa que sea normal, creencia equivocada e implantada por una sociedad llena de pautas para la homogenización (que no dejan de ser intereses de algo o de alguien) que podría albergar la intención de controlar (¿el mundo?) y así caemos como borregos de rebaño en algunas pautas sociales que buscan confundirnos, anularnos, entretenernos, controlarnos..., en lugar de despertarnos y respetarnos, pero lo hacen tan sutilmente que nos dejamos engañar. (Sólo dejo este pequeño comentario aquí ya que son temas mayores y no es mi objetivo dedicarme a ellos). 

He colaborado en EL LIBREPENSADOR Magazine de Cultura y Pensamiento, en TN RELACIONES. Una conferencia en Mindalia TV (que ya no está por ser retirado el Canal principal de Mindalia en Marzo del 2020) y un par de artículos en Mindalia Artículos indicados todos en el apartado de:

Más detalles sobre mi: creativa, meditativa, reflexiva, comunicadora, inspiradora, canalizadora, iniciadora de conciencia..., y ¿sabes qué me encanta? Tener una idea diferente cuando menos me lo espero. Descubrir un aspecto distinto sobre algo en lo que buscaba respuestas. Amanecer con una visión recibida en sueños o, tal vez, un mensaje por alguien que habló cerca mía, esas señales de la vida que tanto me sorprenden y me ilusionan. Esa es la vida, está llena de señales y maravillas de las que podemos aprender si conectamos con ella.

Me ilusiona trasmitir a través de mis inspiraciones y artículos que traen comprensión sobre temas humanos y de la conciencia, eso me llena el alma y la inspiración es precisamente lo que el alma me dice, me conecto con mi aprendizaje y reflexiones, percibo, veo más allá... Es como hacer pequeños guiones, pero sin saber realmente lo que va a surgir, simplemente, surge..., por eso me gusta tanto. Me siento inspirada y ¡allá voy!

¿Te resuenan mis artículos? ¿Te hacen tomar conciencia de algo? ¿Te hacen decirte: ¡vaya!, justo lo que estaba necesitando en este momento? O, quizás tus palabras sean ¡acaba de darme en el clavo!, algo típico ¿verdad?, para eso estoy, para inspirar a otros con todo aquello que yo me siento capaz de compartir..