En mi libro "Yo Sí Puedo" explico algunas de mis superaciones basadas, principalmente, en el trabajo emocional, autoconocimiento, pensamientos y creencias ya que nuestro cuerpo también enferma por emociones atrapadas y soy testigo constante de esto porque me trabajo constantemente (bueno, a veces descanso :)), pero mi mayor trabajo es sanar emociones a través del autoconocimiento, la autogestión y utilizando herramientas útiles para ello

Maripaz Morgado

Hola, si estás leyendo esto espero sea interesante para ti. Una de las características más relevantes sobre mi podría decir que es el "cambio". Algo que juzgaba de mi, hasta que entendí que la vida es un constante cambio aunque no lo parezca. Yo me considero una persona normal (todos somos humanos paseantes por este mundo 3D) aunque pueda resultar poco común en algunas cosas, pero os contaré un poquito de lo que hizo que llegará hasta aquí.

Hace muchos años me diagnosticaron Hiperinsulinismo, hace otros tantos..., de Fibromialgia Reumática. Mi vida concurría más o menos bien pues no tenía grandes batallas diarias que resolver. Ama de casa y un hijo, pero esto fue así hasta que me separé y tuve que tomar las riendas de mi vida de otra forma. 

Empecé en el mundo laboral un poco tarde, pero nunca es tarde para aprender y así actúo. Tengo formación en Administración y Finanzas, Master en Gestor de Colocación e Intermediación Laboral, además de cursos complementarios. Digamos que en formación, para mi nivel, no tenía problemas, pero con mi salud si, algunos limites que custodiar y proteger.

Entonces solicité un Tribunal médico para protegerme de alguna forma y facilitarme la re inserción laboral. Conseguí un certificado de discapacidad del 33 %. 27 por la salud psicológica-emocional más 6 por factores sociales y les especifico esto porque ni Fibromialgia ni Hiperinsulinismo son diagnósticos, sólo son síntomas para la medicina, al menos en aquellos años, y no podían ser reflejados legalmente en un certificado. Estas son las Ironías de la vida, viendo todo mi recorrido..., pues el certificado va reflejado como discapacidad psíquica..., y a eso es a lo que me dedico durante muchas horas de mi aprendizaje, observación, trasmutación y lo verán reflejado más abajo. Sigo...: Comencé a presentarme en Centros Especiales de Empleo además de trabajar en la bolsa del S.A.S y ahí fue donde tuve la oportunidad de ver hasta dónde era capaz de soportar. Y ¿por qué digo esto? Porque fallé a la adaptación en un puesto de trabajo y fue entonces cuando me pregunté ¿qué va a ser de mi? Eso fue el inicio de este camino que nunca imaginé y que me impulsó a buscar respuestas investigando y aprendiendo multitud de cosas que expreso más abajo. 


Las crisis son por y para algo 

Lo que hay es que sacarles partido. Podemos quedarnos ahí parados victimizándonos de todo, quejándonos, hasta que nos liberamos un poco de la necesidad de soltar esa frustración, rabia, envidia, odio, celos..., lo que sea que sintamos y es cuando llega el momento de tomar una decisión de la que podemos ser conscientes, o no, pero decidimos algo. Bien podemos buscar soluciones y hacernos responsables de lo que nos sucede o, por el contrario, elegimos no hacer nada manteniéndonos en la queja y es entonces cuando nos quedamos estancados en esa situación, sentimientos, o en esas circunstancias que nos hacen sentir que nuestra vida es miserable, o no tiene sentido... 


Sonidos, tipo de voces, actitudes, gestos, miradas, ambientes..., todo puede afectar o molestar si no se siente bien y no se sabe entender lo que está sucediendo dentro de una persona con cierta sensibilidad. Sería interesante para muchos el poder entender lo que a algunas personas les pasa y que se pueden sentir como bichos raros, excesivamente sensibles comparados con otros, tal vez muy delicados, hasta incluso poder aparentar una actitud poco sociable, cuando no es así. Lo que marca la diferencia es el "cómo son sociables" (bajo qué ambientes, qué temas, qué personalidades, actitudes, situaciones...), sólo es la forma.

Y como todo, la sensibilidad tampoco es "casualidad". Siempre dije (después de tomar conciencia de esto) que si uno no tiene cierta sensibilidad no podría ver más allá, por lo tanto, ésta es por y para algo. La dificultad está en encontrar un equilibrio entre lo que no se soporta y lo que realmente es, la percepción más la autogestión de lo que nos hacen sentir (los maestros que conocemos lo consiguieron y se transformaron). Pero hay que tener algo muy claro y es que ni el mundo ni las personas tienen la culpa de que seamos más o menos sensibles, son características de la personalidad y que están para algo, o tienen una función determinada, nada más.

Podemos elegir superar todo eso ya que (pienso) no se trata de identificarse con las etiquetas por muy acertadas que sean, se trata de utilizarlas para entendernos y ver qué podemos hacer para sacarle el mayor partido a esa sensibilidad.

Si alguna vez han oído hablar de las personas PAS (personas de alta sensibilidad) podrán imaginarse lo que supone tener tanta sensibilidad (quien tenga esta característica ya lo sabrá...) y, a la vez, la capacidad (al menos de algunos) de ver más allá y que sólo sería un aspecto de todo lo sutil que capten. Ni que decir de lo que ello supone a la hora de poder aceptar e integrar aquello que cuesta tanto "tragar" porque sea una energía casi insoportable para este tipo de personas más sensibles, pero también más capacitadas para ciertas cosas. Yo no estoy segura de que forme parte de este rasgo (aunque en un test me salió que si y también es cierto que ya me indicaron personas de terapias determinadas -incluyendo psicología- mi gran capacidad de captar-sensibilidad y de ayuda), pero si no lo tengo, estoy al borde y esta información me ha llegado hace poco (principios del 2019) cuando me dio por preguntarle a la vida el por qué me tomaba algunas cosas tan a pecho. Por qué me afectan tan fácilmente ciertos detalles. Hay personas a las que les pasan desapercibidas ciertas cosas que tienen que ver con la educación, con la actitud, las miradas, las expresiones, la sutilidad de las cosas, más allá de..., etc. Los expertos saben que hay detrás de una actitud que tiene que ver con el "cómo" (cómo habla, cómo gesticula, cómo se coloca físicamente hablando, cómo mira...) y que algunas relativas a la actitud podrían interpretarse como algo incoherentes, a veces egoístas, tal vez brutas (por su forma poco delicada) porque no se cuestionan en ningún momento el impacto que están causando en los demás, son detalles que no ven ni lo han aprendido. Pero dice más de uno el cómo habla que lo que dice en sí. Detrás de ese "cómo" puede haber rabia, ira, cólera, egoísmo, engreimiento, prepotencia, tal vez complejo de inferioridad y que para la autoestima es lo mismo, sólo cambia la forma y son extremos (superioridad-inferioridad). Juicio, miedo (defensa como víctima o ataque como victimario)..., pero también puede haber comprensión, tolerancia, paz... Esto nos ocurre a todos alguna vez y a mi también me pasa, ya que soy persona antes que educada de alguna forma y que sólo es una actitud con valores determinados y hábitos establecidos de los que no siempre tomamos conciencia, todos nos equivocamos y todos estamos aprendiendo. Pero si es una constante el hablar, o actuar, como se quiera, cuando se quiera y donde se quiera sin tener en cuenta las circunstancias ni lo que provoca en los demás.., es señal de persona inconsciente, tal vez egoísta, tóxica o muy dañada interiormente, atrapada en sus sufrimientos. Y en esa forma de hablar, si le agregamos la manía que tenemos muchos de los humanos de querer dar nuestra opinión sin que nos la pidan (además de creer que tenemos razón) dando por hecho que al otro le va a interesar, cuando puede ser que no le interese en absoluto, podemos causar más daño que beneficio. Hay personas que no se cuestionan su actitud ante el mundo o ante los demás. Unos opinan demasiado y otros casi nada, pero ninguna de las dos opciones tienen por qué ser correctas, depende de muchos factores y les confieso que yo, en muchas ocasiones, escojo el silencio, dependiendo de si me quedo atrapada en lo que siento o si reacciono en lugar de responder perdiendo la capacidad de elegir y el silencio es una opción, es otra forma de responder a las experiencias, pero cuando pasas al modo automático estás controlado por tu mente y sus programas.

Si os diré que tendréis que elegir (entre lo que os llega en la vida) lo que más os conviene o sentís que necesitáis. Las personas, las situaciones, los lugares..., pero así nos pasa a todos y sobre los gustos siempre se ha dicho que no hay nada escrito ¿verdad? Pues elegir es respetar los gustos sin tener que dar explicaciones, simplemente algunos aparentaran ser algo raros o muy delicados (hacemos juicios con la mente) y otros forman parte de una mayoría, o un colectivo más común, haciendo creer a muchos que es lo normal. Pero siento decir que lo voy a contradecir ya que lo común no significa que sea normal, creencia equivocada e implantada por una sociedad llena de pautas para la homogenización (que no dejan de ser intereses de algo o de alguien) que podría albergar la intención de controlar (¿el mundo?) y así caemos como borregos de rebaño en algunas pautas sociales que buscan confundirnos, anularnos, entretenernos, controlarnos..., en lugar de despertarnos y respetarnos, pero lo hacen tan sutilmente que nos dejamos engañar. (Sólo dejo este pequeño comentario aquí ya que son temas mayores y no es mi objetivo dedicarme a ellos). 

Una vez se dijo: "Quien quiera ver que vea y quien quiera oír que oiga", pero es cierto que cada uno, siempre, está en su propio momento de evolución, aunque forme parte de un colectivo y ese ver u oír va a depender de ello.

De momento, me considero practicante constante (aunque de vez en cuando respiro un poco...) de la autoobservación y la autogestión emocional. Para mi la casualidad no existe, pero no porque los últimos avances científicos lo hayan demostrado sino por mi propia experiencia, por poder ver las coincidencias, los programas del inconsciente, esas memorias que se repiten y aquellos sucesos que llamamos "casualidad", pero que no siempre son lo que parecen.

Ese es uno de los aspectos de mi camino, encontrar la verdad más allá de las apariencias. Cada vez que descubro algo asombroso y desconcertante para mi (suelo sentir algunos programas del inconsciente como algo maquiavelicos porque aparentan ser retorcidos y no tienen sentido desde la lógica mental aplastante), pero sólo son programas sin juicio ya que el inconsciente carece de juicio. Lo que sucede es que nuestro corazón si cuestiona lo que sentimos y eso establece la diferencia para poder actuar y cambiar esos programas que se traducen en aquellas cosas que vivimos y experimentamos. Se trata de tomar "conciencia" y para eso se necesita "ser conscientes" de nosotros mismos y de lo que nos sucede.

El cambio lo haces tú, "sé tú el cambio que quieres ver en el mundo", `pero muchos quieren "cambiar el mundo sin cambiar ellos primero" y que es lo mismo que pretender conseguir el color azul del rojo, a secas. Querer ser un pingüino cuando eres un humano. Querer que una pera sea manzana. Lo que no es, no es y lo que es, es mucho más sutil de lo que la mayoría de la gente cree.

Y me dejo ya de explicaciones, sólo son palabras de un ser humano que hace lo que puede para despertar, pero les estoy muy agradecida si han llegado hasta aquí...

¡Gracias!

Y AHORA TOCA HABLAR DE MIS NUEVAS FORMACIONES

Certificación en Coaching de Vida. Programa Maestro en Coaching de Vida creando la mejor versión de ti. Certificado en PNL - Programación neurolingüística . 

Acreditación en EFT -  Técnicas Energéticas de Sanación Nivel I (Técnica de Liberación Emocional), continuando Nivel II y III. Te recomiendo que veas el vídeo para saber qué es EFT. Puede sorprender la sencillez a la hora de aplicarla, pero lo que más, el resultado.  

Diploma en Equilibrio Cuerpo y Mente. Diploma en Técnicas de Relajación. Diploma en Habilidades Sociales e Inteligencia Emocional en la Empresa. Certifiación en Mindfulness (Nivel I, II, III).  

¿Coach de Vida?

Estoy segura de que muchos se preguntarán, pero ¿ qué es un Coach de Vida? Para ponerlo fácil te diré que es alguien que te acompaña en el camino hacia eso que quieres conseguir con orientación y seguimiento (igual que cualquier otro coach), pero en mi caso estoy centrada, exclusivamente, en temas personales como relaciones y autoconocimiento.

Coach de Vida, tal y cómo yo lo he aprendido, actualiza algunas herramientas y procesos después de investigar en las vivencias de otros profesionales muy experimentados que comprendieron que no todo era necesario y la importancia de renovar ciertas cosas. La vida me lleva constantemente (independientemente de lo que estudie) a esa conexión interna que me facilita el poder escuchar las señales de la vida, precisamente por lo que saco de cada experiencia, donde el presente y lo que siento son el mejor chivato. Eso es mi mejor maestro y es lo que me hace ver que hay una parte de mi que lo sabe todo y a la que puedo escuchar cuando me lo propongo. Por esto, Ho'oponopono es una de mis principales herramientas, aunque no esté incluida en la formación de un Coach de Vida, porque me daba cuenta de que, a veces, nos saltamos lo más importante, la vida misma y sus mensajes.


También he ido investigando y practicando de forma autodidacta, técnicas, metodologías, o diferentes herramientas desde al año 2009 como: 

Bioneuroemoción, el árbol familiar y sus memorias. Neurociencia básica. La Epigenética o Biología de la creencia (Bruce Lipton). El Poder del Ahora y Una Nueva Tierra de Eckhart Tolle. Inteligencia Emocional. Eneagrama de la personalidad. Tarot Rider-Waite-Smith de Arthur Edward Waite y un largo etc. Desde el 2018 aprendo (muy tranquilamente) sobre Diseño Humano Nivel I. 

Hay algunas herramientas de ayuda externas como los Registros Akásicos (en esto si hice la formación completa) y el Tarot que sirven para desarrollar la intuición (además de obtener información), pero aprendí que, dependiendo de cómo lo uses, puedes quedarte a la "espera" de algo. Tal vez auto engañado sin hacer lo que te vendría bien hacer, sobre todo si te identificas con los mensajes que obtienes, te ciegas en ellos y te olvidas de observar el presente en el que se manifiestan las verdaderas señales y sé lo que puede suceder por mi propia experiencia. Sin la experiencia, la información no sirve de nada, no hay aprendizaje, sólo hay información o conocimientos determinados. Todo depende de cómo lo utilices... Utiliza ciertas herramientas de guía o consejo y no como salvavidas por tu falta de estima, valoración e ilusión aferrándote a un resultado que no sabes si será o no será de forma que, si eso que tanto te ilusionó no sucede, te vendrás abajo y te tocará lidiar con otra frustración, sigues sin solucionar nada en ti. 

Como ya describo en el apartado izquierdo (justo arriba), también soy practricante hace ya algunos años de Ho'oponopono, técnica de resolución de conflictos y que explico a quien me pregunta o escribo como forma de inspirar a otros en su práctica. Además también hablo sobre esta técnica en un capítulo completo de mi libro Yo Sí Puedo.  Es la filosofía de vida que todo maestro adquiere para acceder al poder sobre su vida, no importa el nombre que le pongas, sólo tienes que hacerte 100 % responsable de lo que te sucede y "eso" te permite utilizar el poder que tienes de cambiar, nadie lo va a hacer por ti.

En marzo del 2014 empecé a escribir y como resultado tengo un sin fin de artículos ya retirados porque voy renovando además de ser autora de "Yo Sí Puedo" (visitar apartado -Mi libro-). Libérate tú mismo (manual sencillo para trabajar el autoconocimiento también con Ho'oponopono) y otro tipo de inspiraciones como: Regalos de Inspiración para el Corazón I y II. 

He colaborado en EL LIBREPENSADOR Magazine de Cultura y Pensamiento, en TN RELACIONES. Una conferencia en Mindalia TV y un par de artículos en Mindalia Artículos indicados todos en el apartado de:

Si te pido que no me juzgues por la apariencia de mi web (si te consideras como una persona de cierta seriedad o ideas como "esto debería estar de tal o cual forma..." y yo cambio ciertas cosas, de vez en cuando) ya que me encanta la creatividad y jugar con las imágenes, las formas, los sonidos, lo que me surja... No hay nada que me agradable tanto como seguir a mi creatividad e inspiraciones (inspirada-en espíritu) para estar conectada con esa parte mía que no sabe de razones, exigencias, lo estipulado, lo normal, lo habitual..., de forma que puedas captar en mi cierta habilidad (sin ninguna intención en particular) para romper esquemas determinados con respecto a la ¿profesionalidad? Espero no me lo tengas en cuenta, pero es que no se puede esperar de mi que sea como los demás, ¿quién sería yo entonces...? y sólo me digo: sé tú, sé tú y sigue siendo tú...

"No juzgues un libro por su portada"..., si lo haces desde una actitud en la que descuidas el contenido...

¿Cuantas veces nos empeñamos en algo y, por más que intentemos, no lo conseguimos?

El pequeño inciso que haré es que, cuando preguntas, las respuestas llegan. Según preguntes, así serán de útiles tus respuestas y si escuchas el audio de las preguntas al que puedes acceder desde la página principal, te dará una pista. Tenemos muchísimos pensamientos que no sirven para nada y las preguntas que no nos traen respuestas aclaratorias también lo son, como cuando nos vamos al pasado en una situación que tuvo un resultado no deseado (y a lo que yo llamo fracaso ¿te sientes fracasado?...) contándonos historias como: "si lo hubiera hecho de tal o cual forma", "si fulanito hubiera hecho tal o cual cosa", "si no hubiese dicho..." El pasado no se puede cambiar y lo que en ese momento se hizo fue desde el estado de conciencia que se tenía, no podía hacerse mejor ni diferente, fue lo que fue. Ahora toca centrarte en el presente, aunque utilices el pasado para aprender de la experiencia ya que es algo necesario, pero no para quedarte en el. Ten esto muy claro, quedarte en el pasado es resistirte al presente y "el que resiste persiste..." con lo cual, si tu presente no te gusta nada, así seguirá siendo porque no aprovechas la experiencia del pasado ni interpretas el presente adecuadamente. Tu vida es un reflejo de lo que hay dentro de ti como creencias, miedos y juicios expresados de muy diferentes maneras. Cuando comienzas a ver de una forma que no estás tan automatizado por ellos, empezar a tomar conciencia de ti mismo, te aseguro que cada vez quieres estar menos ciego si tu vida no te llena o hay algo que no acaba de encajarte. También habrá quienes pasen, no quieran ver y ya sabes que "no hay mayor ciego que quien no quiere ver", pero somos libres de elegir y, espiritualmente hablando, todos somos iguales. Si estás de acuerdo con las cosas que te expreso aquí, no dudes en consultarme, estaré encantada de atenderte.