Hola, mi nombre es Maripaz y Paz Morgam en redes (de mi nombre y apellidos). 

Me considero una persona de gran inquietud interior, con rasgo de alta sensibilidad (PAS) y una incansable necesidad de superarme a mi misma de la que, a veces, tengo que descansar. No puedo conformarme después de todas las cosas que sé. Puedo pararme, dejar pasar porque no merece la pena ciertas luchas. Puedo rendirme pero no por eso he de aprobar o permitir cosas que antes pasaba por alto y me ayudo practicando herramientas que me sirven para cambiar interiormente. Caminar en un constante autoconocimiento, autovaloración y abrirme a mi verdad interior. Me enfado y sufro como todos o, igual, más que otros por la sensibilidad pero procuro superarlo. 

Hace años no podría haber imaginado muchas cosas que he descubierto de mi porque estaba ciega, atrapada en los programas y conductas aprendidas y copiadas de la educación, crianza y, como no, los aspectos heredados de mis ancestros. Esto le sucede a todo el mundo, lo sepan o no y ayuda en gran medida el darse cuenta para trabajar la desidentificación con ellos y caminar hacia la identidad propia aprendiendo a aceptar y agradecer los dones y habilidades heredados al igual que lo que no es grato de sentir y vivir. 

Empecé a ser consciente de algunas cosas cuando inicié mi camino de autoconocimiento y descubrir cosas de este mundo que no me cuadraban. Mi forma, a través de la salud y fallar en dos puestos de trabajo. La primera vez, en el año 2009, un puesto de Auxiliar Administrativa en el departamento de Farmacia del Hospital Virgen del Rocío que era más duro a últimas horas cuando ya estaba más cansada y tenía que estar de pie. Buena cosa me había tocado. Entonces, solicité la adaptación a otro puesto y lo intentaron pero no hubo forma. Ahí me pregunté ¿Qué va a ser de mi...? 

La segunda vez que no me adapté, me dio una hipoglucemia en un puesto de atención al usuario de un centro de salud y no pude seguir, el contrato se tuvo que anular porque el puesto no era apto para mi. En este caso era porque estaba todo el tiempo atendiendo al público y yo tengo que escuchar mi cuerpo. En aquel entonces me llamaban de la bolsa de discapacitados del SAS por estar en posesión de un certificado de discapacidad del 33 %. Así estuve algunos años, un puesto que duró casi año y medio y otros que fueron todos contratos sueltos con día de inicio y de finalización. También he trabajado en algunos C.E.E (Centro Especial de Empleo).

Lo importante, que empecé a investigar sobre la alimentación y fui introduciendo todo lo que se me cruzaba y me servía. Maestros como Eckhar Toller con "El poder del Ahora" y "Una Nueva Tierra". Bruce Lipton con "Biología de la Creencia", epigenética. Temas espirituales más profundos. Biodescodificación (la emoción detrás del síntoma y el árbol familiar). Otras en las que tengo algún tipo de formación: EFT (Técnica de Liberación Emocional de Técnicas energéticas de sanación). Mindfulness. PNL (Programación Neurolingüística). Inteligencia Emocional en la Empresa. Vida Saludable. Equilibrio Cuerpo y Mente. Habilidades Sociales. Coaching de Vida. Feng Shui (finalizado y en curso). Constelaciones Familiares (en curso) y algunas cosas más, soy gran autodidacta. Y, en el año 2014, empecé a escribir de la nada... (nunca lo hubiese imaginado).

Pero..., sí, hay un pero..., después de esto no me queda otra que decirte que, sin práctica y actitud correcta, no hay resultados. Si algo te es útil estupendo y si no lo es, prueba otra cosa. 

Yo puedo ver cómo la programación inconsciente no me quiere en cualquier sitio ni de cualquier forma y, a la vez, me quiere atrapar en una estructura determinada donde siempre es lo mismo, memorias, memorias, memorias... Repites, contradices o haces fidelidad a mamá, a papá, al abuelo, a la abuela, al bisabuelo y una larga generación hacia atrás. Copias de fulanito o menganito porque no sabes qué hacer. Se me ha hecho tan duro ver todo eso que me sentí muy enfadada porque percibo el control que ejercen sobre mi y me di cuenta de que, eso que me controla y dirige mi sentir y mi vida, está entrelazado con la energía del ego ya que el drama no es la esencia del ser ni del alma, al haber sufrimiento no se trata de la esencia sino de los conflictos que se quedaron pendientes y eso es el ego no el ser, entonces, lo que me está dominando son memorias que vienen del ego (mías, de mis ancestros y sociales. El maestro espiritual Eckhar Toller las llama "El cuerpo del dolor"). 

Me dije que ya no quería más drama, ni mío ni familiar porque no veo ni un ápice de libertad de elección y, entonces, decidí (al menos por ahora) centrarme más a nivel interior con la herramienta de Ho'oponopono que conozco desde hace ya unos cuantos años y de la cual hablo en mi libro, para ayudarme a liberar el drama y enfocarme en el ser.  Así aprendo a evitar engancharme más de lo necesario porque observo que, en ocasiones, nos hace sentir que pertenecemos a un mismo sentimiento, un sufrimiento compartido y nos sentimos algo más importantes al identificarnos con las mismas desdichas y eso atrapa tanto que nos separa de nuestra esencia. 

Y, por último, están las herramientas prácticas para aplicar en lo material (tu casa, lugar de trabajo, negocio...) como es el arte del Feng Shui. Aquí si que es práctica pero necesitas comprender cómo hacerlo realmente porque no es lo que algunas personas creen, poner figuritas para la suerte y alguna cosa más, nooo, es muchísimo más que eso. Tu casa es tu reflejo y si estás cansado de repetir sesiones, te invito a que lo pruebes, es muy posible que éstas mejoren y fluyan más o termines antes (también te invito a probar Ho'oponopono). Te aviso, es otra forma de vivir y convivir con tu casa.

 Ahora pienso en lo más sencillo de practicar (de lo que yo conozco y practico en estos momentos): 


Ho'oponopono con sus palabras gatillo, oraciones y la herramienta del vaso con agua. Constancia, entrego y encuentro mi paz aprendiendo a confiar en esa parte de mi - esencia divina - que sabe mejor que yo - parte intelectual y del ego - lo que es correcto para mi. 

Feng Shui. Armonizo mi hogar y el orden externo equivale a un mayor orden mental, hay movimiento de energías y genera quietud. También suceden cosas porque cada cosa que mueves en tu hogar lo estás moviendo en tus pensamientos, creencias y decretos.

EFT. Combina cuerpo/mente, con emociones, pensamientos y energía. Libero emociones que me superan y mucho más.

Todo esto se puede combinar. Siempre puede haber arrebatos, emociones desbordadas, conflictos... y hay muchas formas de afrontarlos. 


Si deseas consultar sobre una sesión conmigo, aquí estoy para atenderte y si lo que quieres es leer mis artículos, aquí los comparto para que puedas leerlos. 

Un abrazo